Sobre este blog

Aunque no nací en Cobeña, mi abuela y su familia sí eran de aquí. Mi madre pasó muchos veranos en Cobeña con sus hermanos y sus primos. Mis padres también nos traían a veces a ver a mi tío. Bajo la casa familiar, había una bodega en la que había unas enormes tinajas que siempre me resultaron fascinantes. Se decía que en Cobeña hay cuevas bajo las casas que quizás estén comunicadas…

Al investigar sobre la historia de mi familia, he encontrado muchas historias de la villa de Cobeña que quizás puedan interesar a cobeñeras y cobeñeros y me he animado a publicarlas aquí.

Esta no es una página oficial ni representa la postura de ninguna organización o institución pública o privada de Cobeña.

Anuncios